King Peter The Great Vodka

King Peter toma su nombre del fundador de San Petersburgo, el zar Pedro I el Grande, considerado el padre de esta legendaria bebida. Cuenta la historia que en una de sus campañas militares por el control del Mar Baltico ,descubrió y se apasionó por un licor extraido del centeno dorado de las llanuras polacas, al que los habitantes de aquellas tierras llamaban wodka (agüita).

Tras la Guerra del Norte ,el Zar no dudó en hacerse con la formula y llevársela a San Petersburgo ,institucionalizando esta bebida entre la alta sociedad rusa de la época, hasta el punto de que el vodka se convirtió en la bebida permitida en sus interminables fiestas de palacio.

Con los años y el refinamiento de las técnicas de destilado en Rusia se desarrollaron vodkas de pureza cristalina y altísima calidad, sobre todo entre la nobleza ,que consideraba su elaboración todo un privilegio. En este momento comenzaron a descubrirse tratamientos de filtrado con carbón vegetal ,madera de arce ,y arenas de cuarzo ,que contribuyeron a aumentar la calidad del producto. King Peter rescata esa receta que encontró Peter The Great en su viaje para crear uno de los vodkas polacos ultrapremium más reconocidos internacionalmente. Esta receta estuvo reservada mucho tiempo únicamente para los miembros del gobierno y la nobleza ,quienes disfrutaban de todas las fiestas más exclusivas que ofrecia Pedro El Grande.

Esta receta estuvo oculta durante muchos años hasta que King Peter logra rescatarla para elaborar el mejor vodka polaco partiendo de su receta original La pureza de King Peter se remonta a los tiempos de Pedro El Grande ya que desde ese momento la nobleza tomó el control de la preparación del vodka, lo que significó un enorme salto de calidad y las 5 destilaciones con las que contamos hoy en día ,así como también el método de depuración del vodka mediante el carbón vegetal.

KING PETER ROSÉ VODKA

King Peter The Great Vodka, se elabora 100% con centeno dorado de Dankowskie que únicamente se puede cultivar en las llanuras de Polonia, el cuál se destila cinco veces que es la óptima cantidad de destilaciones para conseguir su sabor único.

Una de las variedades de fresas más dulces y exquisitas que se cultivan bajo el sol de Andalucía, se mezclan con King Peter Vodka y da lugar a un nuevo sabor intenso, refrescante y sofisticado como King Peter Rosé.

NOTA DE CATA

En nariz es limpio y nada punzante.
En boca se nota la pureza y finura buscada en los grandes vodkas, con el toque de la fresa más dulce.
Textura especial fresca y aterciopelada. Graduación alcohólica: 40